Asistiendo a Las Protestas (Estados Unidos)

Con la proliferación de la tecnología personal, es cada vez mas común que los manifestantes de todas las tendencias políticas documenten sus protestas—y sus encuentros con la policía—usando dispositivos como  cámaras y teléfonos móviles. En algunos casos, conseguir esa toma de la policía anti-motínes viniendo hacía ti y publicarlo en alguna parte de la Internet es un acto sumamente poderoso y puede atraer una atención vital a tu causa.

Los siguientes consejos son para que los recuerdes por si te encuentras en una protesta y estás preocupado en como proteger tus equipos electrónicos si te están interrogando, o si estás detenido o arrestado por la policía. Recuerde que estos consejos son guías generales; si tienes otras preocupaciones específicas, por favor consulte con un abogado.

Protegiendo tu teléfono antes de asistir a la  protesta Anchor link

Piensa cuidadosamente en lo que tienes en tu teléfono antes de llevarlo a una protesta.

Tu teléfono es rico en información personal, la cual puede incluir tu lista de contactos, las personas que has llamado recientemente, tus mensajes de texto, tus correos electrónicos, fotos y vídeos, datos de localización del GPS (sistema de posicionamiento global), tu historial de navegación en la Internet, tus contraseñas y logins activos, y el contenido de tus correos electrónicos y tus cuentas en las redes sociales. A través de las contraseñas guardadas en la memoria, podrían darle todavía mucho mas acceso a tu información de manera remota desde otro servidor/computadora. 

La Corte Suprema de los Estados Unidos determinó hace poco que la policía está obligada a obtener esta información cuando arrestan a alguien, pero los límites exactos de esa determinación judicial todavía se están examinando.  Además, a veces la policía está buscando confiscar un teléfono porque suponen que contiene evidencia de un crimen (como fotos que pudiste haber tomado durante la protesta), o como parte de un chequeo ordinario de un vehículo.

Para proteger tus derechos, debes de asegurar tus equipos contra búsquedas. También debes  considerar llevar contigo un equipo que puedas descartar u otra alternativa a tu teléfono personal que no contenga datos sensibles que no te interesaría perder o dejar de lado por un tiempo. Además, debe ser un teléfono que no has usado nunca para entrar a tus correos electrónicos o tus cuentas en las redes sociales. Si tienes mucha información personal o sensitiva en tu teléfono, la ultima opción sería la mejor. 

Protección de contraseñas y opciones de cifrado: Siempre protege tu teléfono con una contraseña.  Ten presente que el simple hecho de proteger el móvil con una contraseña o bloquear tu teléfono con una contraseña no es una barrera efectiva contra los expertos en análisis forense. Android y iPhone  les ofrecen opciones para cifrado de disco completo en sus sistemas operativos, y deberías usarlas, aunque la opción más segura sería dejar tu teléfono personal en otra parte.

Uno de los problemas con el cifrado de los teléfonos móviles es que en Android  la misma contraseña se usa para el cifrado de disco-completo y el desbloqueo de la pantalla. Este diseño es malo porque obliga al usuario a seleccionar una contraseña demasiado débil para el cifrado o una contraseña demasiada larga e inconveniente para la pantalla. El mejor compromiso puede  ser el uso de 8-12 caracteres aleatorios que se puedan ingresar rápidamente en tu móvil. Si tienes acceso “root” a tu teléfono Android y sabes como usar un “shell,” lee esta página para instrucciones sobre como establecer una frase clave (mas larga) para el cifrado de disco completo.

Copia de seguridad de tus datos: Es importante que asegures los datos en tu teléfono con frecuencia, especialmente si tu equipo termina en las manos de un oficial de la policía. Es posible que no te lo devuelvan por un largo tiempo (si es que te lo devuelvan) y es posible que todo tu contenido sea borrado, ya sea de manera intencional o no. Aunque nosotros creemos que sería impropio por parte de la policía borrar tu información, existe una posibilidad de que eso pase.

Por motivos similares, considera escribir un número telefónico importante, pero no incriminatorio en tu cuerpo, en caso de que pierdas tu teléfono, pero te permitan hacer una llamada.

Información de localización de tu celular: Si llevas tu teléfono celular a una protesta, esto le hace mas fácil el trabajo de ubicarte al gobierno buscando la información con tu proveedor. (Nosotros creemos que la ley requiere al gobierno obtener una orden de la corte para pedir la información de tu localización, pero ellos no están de acuerdo). Si necesitas mantener secreta tu participación en una protesta, no lleves tu teléfono móvil contigo. Si es absolutamente necesario que lleves un teléfono móvil contigo,  que sea uno que no esté registrado a tu nombre.

Es posible que no puedas contactar a tus colegas si te detienen. Tal vez desees coordinar una llamada preestablecida después de la protesta con un amigo, que les permita asumir que, pasado un tiempo sin saber de ti después de la protesta, has sido arrestado.

Ya Estás en la Protesta—Y Ahora Qué? Anchor link

Manten el control de tu teléfono: Mantener el control significa tener el teléfono contigo siempre, o confiarlo a alguien fiable si estás haciendo algo que te podría llevar a un arresto.

Considerar el tomar de fotografías y videos: El simple hecho de estar consciente de que hay cámaras documentando el evento puede ser lo suficiente para desalentar a la policía a que cometen maltratos durante una protesta. EFF cree que ese derecho a documentar las protestas públicas, incluyendo la acción de la policía, está respaldado por la Primera Enmienda (First Amendment). Sin embargo, también es posible que la policía esté en desacuerdo, además de algunas leyes locales y del estado. Si  tienes planes de grabar audio, debes de revisar esta guía de gran ayuda, El Reporte del Comité de Ayuda a la Libertad de la Prensa/Reporter’s Committee for Freedom of the Press: “Can We Tape?” (“Podemos Grabar?”).

Si quieres mantener tu identidad y tu ubicación secreta, asegúrate de borrar todo la metadata de tus fotos antes de publicarlas.

En otras circunstancias, dejar los metadatos en tus fotografías, especialmente aquella que involucra tiempo y localización, le dan a tus imágenes credibilidad. El Guardian Project tiene una herramienta llamada InformaCam que permite que registres los metadatos, incluyendo información corriente de las coordenadas del GPS, altitud, medición de la brújula, lecturas métricas, firmas de dispositivos vecinos, torres de los celulares, y las redes wifi; y estos sirven para dar luz de fe a las circunstancias y contextos exactos bajo el cual ésta imagen fue tomada.

Si estás tomando fotos o vídeos, la policía también podría confiscar tu teléfono para obtenerlo como material de evidencia. Si estás envuelto en el periodismo, puedes valerte de  tus privilegios como tal para proteger material que no ha sido publicado. El RCFP tiene una guía explicando los Privilegios del Reportero/Reporter’s Privilege en varios estados.

Si te preocupa ser identificado, cubre tu cara de modo que no puedas ser identificado fotográficamente. Las máscaras pueden meterte en problemas en algunos lugares debido a la legislación anti-máscara.

Socorro! Socorro! Me están arrestando Anchor link

Recuerde que tienes el derecho de mantener silencio—este incluye a tu teléfono y todo lo demás.

Si estás interrogado por la policía, puedes pedir de una manera firme pero respetuosa que suspendan sus preguntas hasta que tengas a tu abogado presente. Es mejor no decir nada hasta que no tengas la oportunidad de hablar con un abogado. Sin embargo, si decides responder a las preguntas, debes estar seguro de decir la verdad. Mentir a la policía es probablemente un crimen y podrías encontrar mas problemas al mentirles que los que podrías tener por el material en tu computadora o teléfono celular.

Si la policía pide ver el teléfono, le puedes decir que no los autorizas a hacerlo. Ellos pueden revisar tu teléfono con una orden judicial después de arrestarte, pero por lo menos estará bien claro que autorizaste la revisión.

Si la policía pide la contraseña de tu aparato electrónico o si piden que tú lo abras, puedes negarte de una manera respetuosa y pedir hablar con un abogado. Cada arresto presenta una situación diferente, y vas a necesitar un abogado para aclarar las particularidades de tus circunstancias.

Pregúntale al abogado sobre la Quinta Enmienda (Fifth Amendment), la cual te protege de tener que darle al gobierno información y testimonios que te auto-incriminen. Si el darles la llave cifrada o contraseña activa este derecho, ni siquiera la corte puede forzarte a que divulgues la información. Si el darle la llave cifrada o la contraseña le da al gobierno información que ellos no tienen, entonces ahí hay un fuerte argumento sobre la Quinta Enmienda que te protege. Sin embargo, si entregar la contraseña y la llave cifrada no te incrimina, entonces la Quinta Enmienda no te protegería.  Si, por alguna razón, entregar su contraseña y su llave de cifrado no resultan en “un acto testimonial,” de hecho si demuestran que usted tiene control sobre la data, entonces la Quinta Enmienda no te podría protegerle. Tu abogado te podría ayudar a ver como esto aplica en tu situación particular.

Y solo por el hecho que la policía no pueda obligarte a que le des tu contraseña, esto no quiere decir que ellos no puedan presionarte. La policía te puede detener y puedes ir a la cárcel en lugar de ser puesto en libertad rápidamente si ellos piensan que te estás negando a cooperar. Necesitas decidir si obedecer o no.

La policía tiene mi teléfono, como lo consigo de regreso? Anchor link

Si tu teléfono u otro equipo electrónico ha sido confiscado ilegalmente y no se te ha devuelto rápidamente una vez liberado, tu abogado puede llenar una moción a la corte para que te devuelvan tu propiedad. Si la policía cree que ha encontrado evidencia criminal en tu equipo electrónico, incluyendo en esta fotos y vídeos, la policía puede conservarlo como evidencia. Ellos podrían tratar de confiscar tu equipo electrónico, pero tú lo puedes pelear en la corte.

Los teléfonos celulares y otras tecnologías electrónicas son un componente esencial en las protestas del siglo veintiuno. Todas las personas en los Estados Unidos—tanto ciudadanos como no-ciudadanos-- pueden y deben practicar los derechos de la Primera Enmienda con relación a la libertad de hablar y reunirse si así lo desean, y esperamos que los consejos dados le sirvan de mucho para que puedas navegar los riesgos de tus propiedades y tu privacidad de una manera inteligente.

Última actualización: 
2015-01-09
Esta página fue traducida desde el inglés. La versión en lengua inglesa puede estar más actualizada.
JavaScript license information